Noticias de Espectáculos, Recitales y Teatros!

  • Jueves 29 de Septiembre, 4:1 hs.

Bruno Mars, los RHCP y un show para 100 millones de personas

El ganador del Grammy y los Red Hot Chili Peppers se presentaron en el entretiempo del Super Bowl, uno de los eventos televisados más vistos del mundo. 

Imagen principal noticia

Los Broncos de Denver perdían por paliza ante los Seahawks de Seattle en la final de la NFL que dejaba mucho que desear entre los fanáticos del fútbol americano. Pero, una vez que terminó el segundo cuarto, los espectadores tuvieron un gran motivo para permanecer enfrente de la pantalla. En cuestión de minutos los organizadores armaron un escenario gigante en el que, después de un apagón total intencional del estadio, apareció Bruno Mars vestido de dorado y tocando enérgicamente la batería.

Segundos después un show de luces iluminó la escena que, para entonces, estaba siendo vista por casi 100 millones de personas a lo largo y ancho de todo el mundo. Un coro de chicos acompañó al considerado “heredero de Michael Jackson” a lo largo de su canción “Billionaire”. Después se sumaron sus músicos, todos a tono con el mismo saco brillante, bailando con pasos de soul que parecían haber transportado al público a algún bar neoyorkino de jazz de la década del ’60.

Pero el espectáculo recién había comenzado y todavía faltaba lo mejor: la aparición de los Red Hot Chili Peppers que, junto con Mars, formaron una dupla que se acopló mejor de lo que cualquiera de los presentes hubiera imaginado. La fusión de “Locked our of heaven”, del cantante de 28 años, y “"Give it Away", de la banda californiana, fue el toque final que determinó que el medio tiempo se volviera lo mejor de todo el evento, opacando al juego mismo.

Claro está que tampoco faltaron las proyecciones en pantallas gigantes, también distribuidas a lo largo de todo Manhattan para aquellos que se quedaron afuera del estadio, y los fuegos artificiales. Además, para sumar un toque innovador tecnológico, ir más allá de lo esperado y que el show televisivo sea todavía más espectacular, se repartieron gorros leds entre los espectadores. 

El escenario del Halftime del Super Bowl es uno de los espacios a los que todos los músicos norteamericanos aspiran llegar a modo de consagración. Beyoncé, Madonna y Bruce Springsteen, entre otros artistas, ya tuvieron su momento de gloria en el mítico evento que todos los años atrae a cientos de miles de personas, no sólo por el partido, sino también por los shows y comerciales creativos. Falta un año para el próximo clásico del fútbol americano y los cantantes ya deben estar haciendo puntos para ser los próximos en tener la oportunidad de tocar ante millones simultáneamente. 

¡Te dejamos el video por si te lo perdiste!

Otras noticias que te pueden interesar